Para más información llamar al tel: +34 96 145 25 49 o envíanos un email a info@vidreglass.com

Blog

15 julio, 2015
Mantenimiento de encimeras de vidrio

En Vidreglass somos especialista en la fabricación e instalación de encimeras de vidrio, uno de los materiales más resistentes, limpios, reciclables y funcionales utilizados últimamente en las cocinas modernas y de vanguardia.

Para las encimeras de vidrio, no sirve cualquier tipo de cristal sino que debe cumplir una serie de requisitos estrictos para que sea seguro, limpio y duradero. En Vidreglass utilizamos un tipo de vidrio con resultados contrastados ya que es el utilizado cuando se precisa alta resistencia en fachadas, muros cortina, superficies de trabajo y mesas heavy-duty, escaleras, peldaños, divisorias, mamparas, barandillas, puertas, estanterías, revestimiento de paredes y demás superficies vítreas, etc. Además aporta una apariencia sofisticada y es resistente a los agentes atmosféricos y la contaminación.

El vidrio utilizado en las encimeras de cristal Vidreglass posee una alta valoración en la Escala de Mohs. La escala de Mohs se utiliza como referencia de la dureza de una sustancia. Es una relación de diez minerales ordenados por su dureza, de menor a mayor y se basa en el principio de que una sustancia cualquiera puede rayar a otras más blandas, sin que suceda lo contrario.

Mantenimiento de encimeras de vidrio

Nuestros materiales se encuentran valorados en esta escala por encima del vidrio satinado estándar, el mármol o el granito por ejemplo.

Mantenimiento de encimeras de vidrio

Al estar fabricadas con un material de superficie lisa y no porosa, obtenemos una encimera muy aséptica, inalterable con el tiempo, no se degrada y se lava muy fácilmente.

Aun así, es inevitable que el uso matice ligeramente su brillo a causa de los restos imperceptibles de suciedad que queden en la superficie. Para mantener nuestras encimeras de cocina de vidrio como el primer día, recomendamos que se limpie un par de veces al año con Radora Brillant (producto especialmente indicado para recuperar el brillo original del vidrio). Aunque los efectos inviten a utilizarlo con más frecuencia, no debemos hacerlo más de 4 veces al año.

Este tipo de vidrio es muy resistente pero no debemos abusar ya que es eso: resistente pero no irrompible. Por ello debemos evitar tanto las sobrecargas como las presiones innecesarias en las aristas. De sentido común, evitaremos los golpes excesivamente fuertes.

Aunque posee una alta resistencia a rayadas y manchas, esta no es ilimitada. Aun así, la mayoría de ellas desaparecerán con la limpieza, pero recomendamos una cierta prudencia en el uso diario.

Mantenimiento de encimeras de vidrio

Nuestro vidrio templado posee una buena resistencia al calor, pero como cualquier otro material, puede ser sensible a repentinos choques térmicos. Es necesaria mantener una cierta prudencia al desplazar ollas o sartenes directamente sobre la encimera de cocina. Para evitar riesgos innecesarios, bastará con utilizar un salva mantel.

Las encimeras de cocina de vidrio Vidreglass se pueden limpiar con toda la amplia gama de productos limpiadores del mercado, a excepción de aquellos que son muy agresivos o abrasivos. La elección de la esponja es muy importante para no dañar la superficie: se recomienda usar una bayeta de microfibra.

Para limpiar los restos de cal habituales, podemos utilizar el jabón limpia-hogar o jabón específico para sanitarios. Para las manchas más resistentes se puede utilizar un producto específicamente anti-cal. Para prevenir depósitos de cal, secar la superficie tras la limpieza.

Por estar en la cocina, los mejores resultados se consiguen con productos anti-grasa, siendo también adecuados productos multiusos.

No debemos dejar que las manchas se resequen para que se limpien más fácilmente. La misma mancha se limpia mucho mejor a los pocos minutos que si se dejan transcurrir horas.

En el caso de manchas resecas, utilizar el mismo producto de limpieza pero habrá que frotar con más insistencia. Nunca utilizar estropajos abrasivos.

Con un buen aclarado, el brillo es perfecto. Nuestro vidrio utilizado para la fabricación de encimeras, tiene un brillo especial y característico. Un buen aclarado es muy importante para que no queden restos de producto de limpieza, que provocan la pérdida de este brillo.

Por último destacar que cuando está húmeda la superficie de la encimera, esta puede presentar efectos ópticos temporales, que desaparecen completamente al secarse.

Comentarios cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies