Para más información llamar al tel: +34 96 145 25 49 o envíanos un email a info@vidreglass.com

Blog

26 junio, 2015
Materiales para barandillas de cristal

Aluminio, acero inoxidable y cristal en la fabricación de escaleras y barandillas

La evolución constante y creciente en materiales como el vidrio, llevan a éste a incorporarse como material relevante y protagonista para la construcción dentro de una gran parte de sectores.

Un ejemplo de ello es su uso en la fabricación de barandillas para balcones y terrazas, barandillas de cristal en exterior, barandillas de cristal para escaleras, etc.

El comportamiento en exteriores del vidrio, también denominado por muchos como cristal, es inigualable ya que se mantiene inalterable en el tiempo y no requiere ningún mantenimiento.

El vidrio por sí solo no tendría utilidad sin el acompañamiento de elementos metálicos de conexión con la obra. Estos elementos son principalmente de aluminio y de acero inoxidable.

Aluminio y acero ynoxidable en escaleras de vidrio

Utilización del aluminio en las barandillas para escaleras

El aluminio utilizado para la fabricación de escaleras es un metal extremadamente ligero, aunque duro y resistente. Ello lo hace especialmente adecuado para usos que requieren una gran resistencia y un peso mínimo.

Este presenta de natural una capa de óxido que protege al metal de la corrosión. Esta capa natural se puede reforzar mediante la técnica de anodización, mejorando la resistencia de los productos a los efectos de la intemperie. Todos los productos de aluminio utilizados por Vidreglass en la fabricación de barandillas de vidrio, están cepillados y anodizados, a no ser que se indique otra cosa y por tanto, ideales para su uso en exteriores. Destacar que si la superficie se daña durante la instalación, se deberá restaurar apropiadamente la zona desprotegida.

El acero inoxidable en las barandillas para escaleras

Se denomina acero inoxidable a cualquier tipo de acero aleado cuyo peso contenga como mínimo 10,50% de Cromo, pero no más de 1,20% de Carbono, con cualquier otro elemento de aleación o sin él.

El acero inoxidable contiene Cromo, Níquel y otros elementos de aleación, que lo mantienen brillantes y resistente a la corrosión a pesar de la acción de la humedad o de ácidos y gases. Aunque algunos aceros inoxidables son muy duros, otros son muy resistentes y mantienen esa resistencia durante largos periodos a temperaturas extremas. Destaca que debido a su superficie brillante, en arquitectura se emplea muchas veces con fines decorativos.

Sujeciones para barandillas de cristal

El tipo de conexión empleado en las barandillas de acero y cristal entre estos dos materiales, está directamente relacionado con la clase de vidrio de seguridad a aplicar.

Para conexiones que ejercen grandes presiones sobre el vidrio, se utilizara el cristal templado y nunca se utilizará un cristal laminado. Para conexiones en las que no hay presiones sobre el vidrio se puede utilizar el laminado e incluso el templado.

La mejor opción es la combinación de ambos productos. En contrapartida, también es la que supone un coste más elevado.

El cristal para escaleras

El cristal templado se obtiene de someter a un vidrio monolítico a un proceso de calentamiento y enfriamiento en un corto periodo de tiempo, aumentando su resistencia a tensiones de tipo mecánico y térmico. Sin verse alteradas las propiedades fotométricas del producto base, se consigue aumentar su fuerza en unas cinco veces con respecto al cristal normal. Otra de las características del cristal templado para escaleras es que al romperse, se fractura en trozos pequeños redondeados eliminando el peligro que conlleva un cristal monolítico.

Materiales para barandillas de cristal

En cuanto al cristal laminado, se consigue mediante la unión de dos o más cristales monolíticos, con láminas de butiral de polivinilo. En el proceso de ensamblado se utiliza al mismo tiempo una temperatura alrededor de los 100 grados y una adecuada presión para extraer el aire que pueda entrar entre ambos.

Con esta técnica, se consigue eliminar el riesgo de daños ya que en su rotura ambos vidrios permanecen pegados, mientras que su dureza no deja de ser la de un vidrio normal monolítico.

Existe una normativa europea que regula la aplicación del vidrio en barandillas: Cargas sobre barandillas según real decreto 314/2006, de 17 de Marzo, de Código Técnico de la Edificación (CTE- España) y la Norma Europea EN 1991-1-1.2002 (EUROCÓDIGO 1)

Normativa sobre materiales para barandillas de cristal

Comentarios cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies